Los indios tarascos en la independencia de Cuquio

Cuquio.jpg

Dicen los que recuerdan, que los viejos contaban, que desde tiempos lejanos, cuando todavía no llegaban los españoles, en nuestras tierras en lo que hoy se conoce como Cuquío, vivían los indios Tarascos. Al igual que al resto de los que habitaban estas regiones, su existencia cambió drásticamente, cuando Nuño de Guzmán en el año de 1530, los sometió y saqueó todas sus pertenencias materiales y sus vidas, convirtiéndolos en esclavos. Así vivieron trabajando casi 280 años, sometidos bajo la autoridad absoluta y el dominio de los Caciques de la Hacienda llamada del Astillero, que en esos tiempos se encontraba  4 kilómetros de lo que hoy es Cuquío, y la Hacienda de Tateposco, que eran las más poderosas de esos años.

Para el año de 1810, los indios tarascos ya habían emparentado con otros grupos, por lo que ya se consideraba a una gran parte de ellos, mulatos. Algunos eran libres, pero la gran mayoría seguía viviendo bajo la esclavitud. En ese mismo año, estos grupos de esclavos, se unieron al movimiento armado de independencia, por elección, con la esperanza de mejorar su situación insoportable.

En el año 1811, el señor cura Miguel Hidalgo pernoctó en Cuquío. Llegó  un 17 de enero, después de vivir la derrota en el puente de Calderón. Para no confundirse con las tropas derrotadas, se encaminó a Cuquío pasando por lo que entonces fueron las Haciendas de Matatán y San Agustín de las Calabazas, atravesó el Río Verde por el paso de las Huertas. A pesar del constante peligro de muerte, fue alojado por un simpatizante de la causa independentista, el señor Joaquín González de Islas, en la casa que actualmente se encuentra en la calle José Ayala número 85, en donde tomó sus alimentos y descansó. En su fachada se colocó una placa donde menciona lo sucedido. Al siguiente día por la tarde, dejó Cuquío para pasar por Moyahua, Zacatecas, atravesando Juchipila y San José de Gracia entre otros poblados, ya que necesitaba encontrarse con los insurgentes: Ignacio Allende, Juan Aldama y Don Ignacio López Rayon en la Hacienda el Pabellón, antes Hacienda de San Blas.

Por esta razón en el jardín principal de Cuquío, se encuentra una cabeza del cura Hidalgo gigante, para que a todos los habitantes no se nos olvide el día, en que las antiguas casonas de nuestro pueblo cobijaron y dieron protección al padre de la Independencia. También se encuentra otro monumento de un águila que apunta su pico hacia el camino que tomó Miguel Hidalgo y Costilla en su ruta por la Independencia de México.

 

Profra. C. Mayra Isabel Franco Pérez

Supervisora del Municipio de Cuquío, Jalisco

Educación Inicial

Modalidad No Escolarizada SEP

Foto de Julio A. Morales C.

.

 

 

Comentarios

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.

Saludos

Estamos en busqueda de su solicitud...

 

Saludos afectuosos

 

Revista Tukari

informacion

Es un placer saludarla y a la vez pedirle información sobre la hacienda del astillero,
ya que mi padre es de alla y que por cuestiones del destino salio y ya no regreso.
Hemos buscado mis hermanos y su servidor información y no hay, solamente se
menciona el nombre, se le agradecería mucho su valiosa ayuda.

LIC.GUADALUPE FERNANDEZ RODRIGUEZ
gpefer2002@hotmail.com.

Opciones de visualización de comentarios

Seleccione la forma que prefiera para mostrar los comentarios y haga clic en «Guardar las opciones» para activar los cambios.

Enviar un comentario nuevo

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

Código de verificación
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y para prevenir envíos automatizados de spam.
Image CAPTCHA
Enter the characters shown in the image.